Este tema va más allá de la definición actual de “intimidad” que implica la cercanía sexual con otra persona. Se propone romper la idea de que la sexualidad es solo tener sexo, para integrar los aspectos emocionales de ello, y de la necesidad humana de vincularse. La parte alegre será el compartir nuestra propia salud sexual y sexualidad con alguien a quien amamos o a quien hemos elegido.

La sexualidad es un aspecto central de ser humano, presente a lo largo de toda su vida, incluye al sexo, género, identidades y roles de género, la orientación sexual, el erotismo, el placer, la intimidad y la reproducción (WHO, 2006). Este año nos enfocaremos en los aspectos emocionales de nuestra sexualidad. Discutiremos esto en el contexto del amor y la intimidad como una posibilidad para todos y todas, sin importar la forma de sexualidad con la que se identifiquen. El amor y la intimidad son parte de nuestra sexualidad y la salud sexual también se relaciona con nuestras reacciones afectivas hacia nuestros seres queridos.

Es importante recordar que es una celebración, así que hagámosla alegre, inviten a las personas a compartir las formas en las que ama, o a demostrar el afecto, inviten a las parejas a inventar formar de demostrar que se importan uno al otro más allá de su conexión física. Recuerden que el amor y la intimidad son tan diversos como la sexualidad misma, así que incluyan a todos y todas en la celebración, sin importar la edad, sexo, religión, orientación sexual, color de piel, estatus socio-económico, nivel educativo o cultural, capacidades o discapacidades, NO HAY LUGAR PARA LA DISCRIMINACIÓN.

Es una gran oportunidad para hablar de la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS) y sus miembros que representan una variedad de profesiones en el mundo. Esta es una invitación de la WAS al público en general, así como a los profesionales, para unirse a esta asociación global, comprometida con la promoción de la salud sexual, el bienestar y los derechos de todos y todas.